Los marianistas en España

Nuestra presencia en la educación formal se desarrolla en colegios con alumnos de todas las edades y clases sociales. También estamos comprometidos con obras de educación no formal atendiendo a niños y jóvenes en programas de alfabetización y talleres ocupacionales. Además asumimos parroquias, casas de oración, centros de promoción social y el grupo editorial SM y la Fundación SM.

Retrato-del-P.-Domingo-Lazaro

Retrato del P. Domingo Lázaro

Los marianistas franceses llegan a España en 1887. Fundan el primer colegio en San Sebastián. Al año siguiente lo harán en Jerez y posteriormente en Vitoria y Cádiz. En poco tiempo hay un gran crecimiento, tanto de religiosos como de obras educativas. Entre otras razones, se debe al éxito de la propuesta pedagógica innovadora que aportan los marianistas y a la realidad social y religiosa de nuestro país en la primera mitad del siglo XX.

La presencia de los marianistas en España se ha ido adaptando a las diferentes necesidades sociales, animando obras muy diversas. Actualmente, algunas se llevan en colaboración con otras congregaciones. El estilo pedagógico marianista se ha plasmado en cada uno de los centros, ofreciendo una educación de calidad a la sociedad española. Para ello ha sido significativo el liderazgo de algunos educadores marianistas como el P. Domingo Lázaro, figura clave no sólo para los marianistas sino para la educación católica en España.

Sede-del-grupo-SM-en-Madrid

Sede central del Grupo SM en Madrid

Desde los años 60 los religiosos marianistas fueron llamados por los obispos para asumir la animación de diferentes parroquias. Otra obra marianista en el campo de la educación y la cultura es el Proyecto SM: Grupo Editorial SM y Fundación SM. Los religiosos marianistas empezaron a publicar sus apuntes para facilitar la enseñanza de sus alumnos. Este es el origen de la empresa editorial SM con fuerte presencia en nuestro país y en otros ocho países iberoamericanos en el ámbito de las publicaciones escolares, la literatura infantil y juvenil y el libro religioso.

Los beneficios obtenidos de su actividad editorial son destinados a la Fundación SM para cumplir sus fines: apoyo a la investigación docente, ayuda a la formación del profesorado, fomento de la literatura infantil y juvenil y promoción de proyectos socio- educativos. Gracias a las publicaciones del grupo editorial y a los programas de la Fundación, el proyecto educativo marianista se hace más presente en la sociedad.